El avión furtivo de combate aéreo no tripulado ruso (UCAV) Sukhoi SU-70 Okhotnik (Hunter-B) realizó su primer vuelo en formación con el caza furtivo SU-57 Frazor de quinta generación, el 27 de septiembre de 2019, según lo anunciado por el Ministerio de Defensa de Rusia. Este último publicó un video del vuelo de Okhotnik, que duró unos 30 minutos y fue realizado automáticamente por un aeropuerto militar no identificado.

Durante el vuelo, el Okhotnik SU-70 interactuó con el SU-57 para probar el alcance del radar del caza y el rango de designación del objetivo para armas de largo alcance lanzadas fuera de la cobertura de la defensa aérea enemiga, según informado por el Ministerio de Defensa ruso. Prácticamente, el Okhotnik ha servido como un «amplificador de sensor» para el SU-57, volando el caza y utilizando sus sensores a bordo para proporcionar información al piloto.

Fuentes rusas han indicado que el Sukhoi SU-70 se construiría con materiales compuestos y recubrimientos de radar absorbentes, lo que lo haría prácticamente invisible y con una baja emisión de calor rastreable por infrarrojos. El Ministerio de Defensa de Rusia también ha indicado que la misión principal de este nuevo UCAV será llevar a cabo misiones de inteligencia, reconocimiento y vigilancia, confiando en un conjunto de sistemas electroópticos, sistemas infrarrojos y sistemas SIGINT.

Las dimensiones de la aeronave también indicarán la posibilidad de transportar equipos en una bodega interna. Gracias a sus capacidades de sigilo, podría usarse para penetrar en el espacio aéreo altamente defendido y no detectado, y realizar, por ejemplo, los primeros ataques de precisión, como la supresión de la defensa aérea enemiga durante la fase de apertura de un posible conflicto a gran escala.

Con motivo del primer vuelo del SU-70 Okhotnik, presumiblemente en agosto de 2019, planteamos la hipótesis de que, gracias a un costo más bajo, este UCAV podría complementar y expandir las capacidades de combate ya avanzadas del SU-57. Este primer vuelo de entrenamiento es una prueba de que Moscú está trabajando en el desarrollo de las sinergias operativas del SU-70 y cómo podría adaptarse e interactuar con otras plataformas futuras o ya en servicio con las fuerzas armadas, una especie de «leal wingman ”para el SU-57 Frazor.

La oficina del viceprimer ministro ruso, Yuri Borisov, dijo a TASS en el show aeroespacial internacional MAKS-2019 en agosto que las entregas del dron de ataque pesado Okhotnik deberían comenzar en 2025 y que el dron Okhotnik prueba en su configuración. El ataque con diversos armamentos debe realizarse en el período 2023-2024.

Fuente:Ministerio de Defensa de Rusia

 

Deja un comentario