Según informa en Ejército del Aire en su portal, hoy han comenzado, desde la base aérea de Morón de la Frontera (Sevilla), la ejecución del ejercicio anual Dardo 2019. El objetivo de este ejercicio, que se está desarrollando hasta el próximo día 1 de octubre en el golfo de Cádiz, es entrenar la defensa del espacio aéreo de soberanía española frente a diversas amenaza aéreas, como las que representan los ataques con drones recientemente sufridos por Arabia Saudí, y otras navales.

Para ello se van a realizar prácticas de tiro aire-aire real con las aviones de caza del Ejército del Aire (Eurofighter y F-18).

Durante esta campaña de tiro se lanzarán misiles Iris-T, AIM-7 Sparrow, AGM-65G Maverick y Aspide (superficie-aire). Además, se realizarán prácticas con munición de cañón aire-aire de 20 y 27 mm.

Participan en esta campaña las alas 11 (base aérea de Morón, Sevilla), 12 (Torrejón, Madrid), 14 (Albacete), 15 (Zaragoza) y 46 (Gando, Gran Canaria), además del Escuadrón de Apoyo al Despliegue Aéreo (EADA) y el 2º. Escuadrón de Apoyo al Despliegue Aéreo (SEADA). Se contará también con el apoyo del Grupo Móvil de Control Aéreo (GRUMOCA) y del Centro Logístico de Apoyo y Experimentación (CLAEX).

El Ala 48 dará cobertura SAR al ejercicio con helicópteros Súper Puma y aviones CN-235 D4 VIGMA. Un P3 Orión del Grupo 22 levantará una RMP (Recognized Maritime Picture) para lo que contará con el apoyo de la Guardia Civil y la Armada.

El Mando Aéreo de Combate es el responsable del planeamiento y ejecución de la campaña. Además, el Grupo Central de Mando y Control (GRUCEMAC) ejercerá de centro principal de la defensa aérea. El INTA apoyará al ejercicio cediendo sus instalaciones del Centro de Experimentación del Arenosillo y el Ejército de Tierra hará lo propio con el campo de tiro de Médano del Loro.

Los lanzamientos se realizarán sobre las zonas de espacio aéreo y naval reservadas a tal efecto en el golfo de Cádiz. Las empresas SCR y AVDEF se encargarán de proporcionar los blancos aéreos y de superficie para los distintos lanzamientos.

Este ejercicio permite a los pilotos de caza el adiestramiento, no solo en el disparo de misiles reales, sino también en tácticas de combate aire-aire.

Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario