Uno de los activos de la línea de vuelo más famosa de la Base Aérea Misawa, en la japonesa isla de Honshu, alcanzó un hito histórico el 10 de junio. Un F-16 Fighting Falcon Block 50 de 29 años de edad, número de cola 808  y conocido cariñosamente como «BOB», alcanzó las 10.000 horas de vuelo durante una salida de avión a través de Japón. BOB es el primer F-16 Blocke 50  en todo el inventario de la Fuerza Aérea que alcanza las 10.000 horas después de que el Coronel Kristopher W. Struve, comandante del 35º Ala de Combate, pilotara el avión en ese histórico vuelo .

«10.000 horas de vuelo es un testimonio de la ingeniería estadounidense, pero lo que es más importante, la sangre, el sudor y las lágrimas de los miles de mecánicos mantenimiento que han girado una llave en este avión desde 1990», dijo Struve después del vuelo. “Este avión ha estado en servicio por 29 años y un técnico de 18 años me asistió hoy. Estoy orgulloso de nuestro equipo de mantenimiento y de cómo continúan haciendo realidad la misión. Trabajan las 24 horas del día para garantizar que nuestra base esté lista y sea capaz de garantizar un área Indo-Pacífico libre y abierta en cualquier momento, cuando sea necesario «.

El técnico Gage Putman, el  jefe de personal de la 14º Unidad de Mantenimiento de Aeronaves, responsable del mantenimiento primario del avión desde el 4 de mayo de 2018, atribuye el crédito y el mérito a toda la AMU (Aircraft Maintenance Unit) 14º  y a muchas otras personas durante toda su vida útil por la longevidad de la aeronave.

«Todos han colaborado con su esfuerzo para que BOB llegue a donde está ahora», dijo Putman. «Tener BOB  tantas horas de vuelo es solo un reflejo de la ética de trabajo de todos aquí».

El aparato 808 grabó su nombre en la historia de vuelo en apoyo a la Operación Southern Watch en 1999 y durante ejercicios como Pitch Black, Vigilant Ace, Red Flag y, más recientemente, en apoyo del ejercicio Cope Tiger. La longevidad de este avión se debe a su equipo de mantenimiento, que consta de un jefe de cuadrilla y varios otros profesionales de mantenimiento, que se turnan para brindar servicio a los F-16 las 24 horas del día, los siete días de la semana.

Para mantener este ritmo de operaciones de alto nivel, cada 400 horas de vuelo se ponen los jets en lo que se conoce como «fase de  mantenimiento «. Este no es un proceso rápido; toma más de 800 acciones de mantenimiento, consumiendo más de 1.500 horas-hombre para completarlas. Los equipos de mantenimiento desmontan el  avión, inspeccionan minuciosamente todos los sistemas y componentes y luego lo reconstruyen.

A lo largo de todo el proceso, algunos técnicos sienten que los aviones tienen sus propios temperamentos, dijo la capitana Kayla Pipe, oficial a cargo de la 14ª AMU

«Yo diría que BOB tiene la mayor personalidad en la línea de vuelo», explicó Pipe. Es por esta razón que ella cree que los ingenieros de aeronaves han extendido la vida útil de la aeronave, permitiendo que un F-16, como BOB, supere un hito tras otro. Y cada vez que este avión pasaba por otro hito de ingeniería, allí, uno al lado del otro, había un dedicado jefe de equipo.

Como tantos antes de él, el sargento mayor sargento Daniel Grochowski,   superintendente de la 14ºAMU, dijo que todos los aviadores que tocaron este avión desempeñaron un papel importante para garantizar la máxima seguridad y longevidad del BOB y otros F-16 como «él». Grochowski dijo  que la cantidad de personas, aparte del piloto y el jefe de equipo el número de personas que no reciben reconocimiento o altas puntuaciones, aumenta a medida que pasan los años. Es posible que no tengan sus nombres en un lado del avión, pero eso no quita el hecho de que esas personas mantienen los aviones en funcionamiento durante miles de horas más allá de su previsión inicial.

De todos los jefes de equipo que han trabajado en BOB y aquellos que pudieron haber sido seleccionados como el jefe de equipo dedicado del avión, Putman agregó que es un privilegio porque es uno de los mejores F-16 de Misawa AB y es «su F-16» .

Dado que la Fuerza Aérea extendió la vida útil del F-16 a 12.000 horas en 2017, los técnicos de mantenimiento como Putman continuarán vertiendo su sangre, sudor y lágrimas en  BOB y en todos los demás aviones en la línea de vuelo de la BA Misawa  durante muchos años por venir y seguirán cumpliendo la  misión del 35º Ala de Combate todos los días.

Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario