La Compañía de Aviones Sukhoi (parte de la Corporación de Aviones Unidos de Rusia) ha comenzado a implementar su contrato para la entrega de aviones de combate SU-57 de quinta generación a la Fuerza Aeroespacial Rusa de la oficina del viceprimer ministro Yuri Borisov. .

«Se firmó un contrato en la Exposición Internacional de Armamentos del Ejército de 2019 celebrada a fines de junio de 2019 en Moscú entre el Ministerio de Defensa y la Compañía Sukhoi para la entrega de un lote de aviones de combate Su-57 de quinta generación». Sukhoi ha comenzado a cumplir con sus obligaciones contractuales «, informó la oficina del viceprimer ministro. El contrato implica la entrega de 76 aviones de combate SU-57 a la fuerza aérea rusa.

Tras la implementación del contrato, el Ministerio de Defensa de Rusia obtendrá «el avión de combate multi-rol de quinta generación más avanzado, que aumentará las capacidades de combate de las fuerzas aéreas nacionales», indica el comunicado de prensa.

La oficina del viceprimer ministro también confirmó los tiempos indicados anteriormente para la entrega del primer avión SU-57 a la Fuerza Aeroespacial Rusa. «El primer avión se entregará al cliente a fines de 2019».

En mayo de 2019, el presidente ruso, Vladimir Putin, participó en una expansión significativa de la flota Sukhoi SU-57, afirmando que la Fuerza Aérea rusa había solicitado obtener tres regimientos completos equipados con alrededor de 200 aviones SU-57 para 2028. Al Sukhoi ahora ha reducido sus costos en un 20% para alcanzar este acuerdo para 76 aviones.

El SU-57 es un caza multirrol de quinta generación diseñado para luchar contra todo tipo de objetivos aéreos a largas y cortas distancias y golpear objetivos terrestres y navales enemigos, superando las capacidades de defensa aérea. El SU-57 voló por primera vez el 29 de enero de 2010. En comparación con sus predecesores, el SU-57 combina varias funciones que lo convierten en un luchador de múltiples funciones, gracias al uso de materiales compuestos y tecnologías innovadoras, así como la configuración aerodinámica del caza garantiza una baja firma radar e infrarroja.

Diseñado por el fabricante de aviones ruso Sukhoi, el nuevo SU-57, denominación del T-50 PAK-FA, realizó su primer vuelo en enero de 2010 y fue desarrollado para los roles de superioridad aérea y ataque. Está equipado con un revolucionario sistema de aviónica capaz de calcular de forma autónoma la situación del campo de batalla para ayudar al piloto. El avión de combate sigiloso también está equipado con un radar AESA, que permite la detección de objetivos aéreos, terrestres y navales a distancias mucho más allá de la mayoría de los sistemas modernos. Conserva algunas características de sus predecesores, como el robusto tren de aterrizaje, para poder operar desde pistas semipreparadas.

Los primeros nueve prototipos del SU-57 volaron con el motor NPO Saturn Product 117, derivado del AL-41F-1S utilizado por el Su-35. La nueva versión del motor, NPO Saturn Product 30, debería proporcionar más empuje y economía de combustible con menor peso y menores requisitos de mantenimiento, ofreciendo al caza una velocidad máxima superior a Mach 2 y una de supercrucero cercana a Mach 1.3, con la característica del empuje vectorial multieje Multi-Axis Thrust Vectoring (MATV) que le permitiría controlar tanto el guiñada como el cabeceo dirigiendo las boquillas del motor y luego el empuje en las cuatro direcciones. El primer vuelo fue en diciembre de 2017, pero su entrada en servicio en este momento está programada para 2025, por lo que lo más probable es que el primer avión use el Producto 117 para ser adaptado en un momento posterior.

El armamento de la aeronave incluirá una muy amplia variedad de misiles anti-radar, aire-aire y aire-tierra y misiles hipersónicos. Al igual que el F-22 Raptor y el F-35 Lighting II, el SU-57 tiene bodegas internas de armamento que ayudan a reducir la sección transversal y, por lo tanto, la firma del radar y consisten en dos alojamientos principales a lo largo de la línea central del vientre del avión y dos bodegas secundarios cerca de cada raíz del ala.

Hablando operacionalmente, el caza ruso, al ser un avión de múltiples funciones, se enfrentará directamente con el F-22 Raptor por sus capacidades aire-aire y con el F-35 Lightning II en cuanto a capacidades aire-tierra, SEAD y la gestión netcéntrica del campo de batalla, siempre que su plan de desarrollo y producción se implemente de acuerdo con los planes establecidos por Moscú. Mientras tanto, el avión de combate ruso de quinta generación SU-57 también fue probado con éxito en condiciones de combate en Siria en febrero de 2018.

Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario