F-22 Raptors de la Fuerza Aérea de EEUU, USAF, pertenecientes al  95º Escuadrón de Cazas del 325 Ala de Caza ubicados en la Base Aérea de Tyndall, Florida, reabastecidos y entrenados con Eurofighter Typhoons y EF-18 Hornet durante un despliegue de dos F-22 hacia Albacete, España.

El escuadrón de F-22,  forma parte de un despliegue aéreo de entrenamiento FTD, Flying Training Deploymen, desde la Base Aérea de Spangdahlem, Alemania, a las ubicaciones o bases aéreas operativas de naciones miembro de la OTAN para maximizar las oportunidades de entrenamiento, fortalecer alianzas y disuadir la agresión regional.

El entrenamiento involucró a los F-22 que reciben reabastecimiento de combustible en vuelo de un Stratotanker KC-135 de la Fuerza Aérea de EE. UU. asignado a la 100th Ala de reabastecimiento de combustible, RAF Mildenhall, Inglaterra. Después de reabastecerse de combustible y entrar en el espacio aéreo de Albacete, los F-22 se entrenaron con el avión español Eurofighter Typhoon mediante la práctica de varios escenarios y maniobras de caza y ataque.

Para el Ejercito del Aire español ha sido una excelente oportunidad para evaluar las capacidades de la Base Aérea de Albacete y el Programa de Liderazgo Táctico (TLP), para albergar un ejercicio que cuenta con la participación de un avión de quinta generación como el F-22 Raptor de la USAF.

Los ejercicios de este tipo representan una excelente oportunidad de instrucción y entrenamiento que permite una evaluación conjunta de las capacidades de la aeronave, dos de fabricación estadounidense y una europea, en un entorno táctico exigente.

Fue un entrenamiento muy bueno“, dijo el capitán Antonio Juárez, piloto español de Eurofighter Typhoon del Ala 14, 142 Escuadrón. “Fue la primera vez que entrenamos con esta plataforma, y ​​es bueno para nosotros volar con diferentes escuadrones y aviones para ver los movimientos en el aire“.

El ejercicio consistió en dos misiones independientes. Después del despegue, dos Eurofighters de la Base Aérea de Albacete, llevaron a cabo una misión con uno de los F-22. Ya en la zona de trabajo, se llevaron a cabo maniobras de combate diferentes entre  cazas de diferentes características.

Al mismo tiempo, un Hornet F-18 de Ala 12 despegó de la Base Aérea de Torrejón para reunirse en la zona con el segundo F-22 de la Fuerza Aérea y realizar el mismo tipo de misión.

Luego, los dos Eurofighter del ala 14, en misión de la policía aérea, localizaron la huella correspondiente al F-22 y realizaron maniobras de interceptación para su posterior identificación. En caso de cualquier acción ofensiva del avión atacante, realizaron maniobras de defensa y coordinación para mantener la zona de control del enemigo.

Una vez que se hizo el trabajo en el en el espacio aéreo, cada F-22 estadounidense se reunió con los cazas españoles asignados y procedieron juntos a aterrizar en la Base Aérea de Los Llanos de  Albacete donde los pilotos de ambas  formaciones hablaron a los medios sobre el entrenamiento. Posteriormente, los pilotos de la fuerza aérea española y el personal militar de las naciones aliadas de la OTAN asistieron a un informe de la Fuerza Aérea de los EE. UU. Sobre las capacidades del F-22.

En el informe, revisamos lo que el Raptor puede hacer, por qué tenemos el Raptor y qué apoyo en combate puede proporcionar a nuestros socios de la OTAN“, dijo el Mayor de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos Michael Frye, piloto de F-22, oficial de armas del escuadrón de caza.

Estados Unidos tiene una larga relación con España, trabajando estrechamente en una serie de desafíos globales, que incluyen la promoción de la paz internacional, la seguridad y la prosperidad económica.

Sería grandioso repetir este entrenamiento nuevamente en el futuro“, dijo Juárez. “Ambos tenemos plataformas interesantes y espero un escenario aún más desafiante“.

Fuente: US Air Force 52nd Fighter Wing Public Affairs, Ejercito del Aire
Imágenes: U.S. Air Force photo by Senior Airman Preston Cherry
Video: Ejercito del Aire

Deja un comentario