El simulador desarrollado en España por la dos empresas y presentado en la Feria Internacional de Defensa y Seguridad, FEINDEF 2019, celebrada el pasado mes de Mayo en Madrid  prepara a los pilotos para poder volar en condiciones extremas y les ayuda a identificar a tiempo los síntomas de este peligroso estado, que puede provocar la pérdida de consciencia lo que aumenta la seguridad en el vuelo una ventaja competitiva respecto a pilotos que no han recibido este entrenamiento.

 El sistema regula el oxígeno que el piloto recibe a través de su máscara mientras realiza su ejercicio de vuelo, aprendiendo y registrando su reacción física y cognitiva segundo a segundo.

 

Indra, una de las principales compañías globales de consultoría y tecnología, y la compañía especializada en entrenamiento deportivo en altura iAltitude han completado con éxito el desarrollo de un novedoso entrenador de vuelo de Hipoxia que ya se encuentra instalado en el Centro de Instrucción Médica Aeroespacial del Ejército del Aire en Madrid, y se está utilizando ya para adiestrar y dotar de mayor capacidad de resistencia en escenarios extremos a los pilotos militares españoles.

El sistema les prepara para detectar a tiempo los efectos de la hipoxia, un estado que puede llegar a provocar la pérdida de consciencia, y mejorar su capacidad y resistencia, aportándoles una importante ventaja competitiva en combate

El entrenador de Vuelo-Hipoxia Normobárica Controlada (EV-HNC) se compone de un entrenador del avión a reacción C101 — el mismo que utilizan los pilotos españoles en su formación inicial, antes de ponerse a los mandos de un F18 o un Eurofighter—  y un equipo de hipoxia normobárica de iAltitude, que regula la concentración de oxígeno que recibe el piloto a través de su máscara.

Se trata de uno de los pocos sistemas disponibles en el mercado que combina ambos tipos de entrenamiento, que hasta ahora se realizaban por separado, siendo además uno de los que incorpora funcionalidades más avanzadas para monitorizar en tiempo real la respuesta física y cognitiva del alumno mientras se enfrenta a una misión recreada sintéticamente

Mide con enorme precisión cualquier cambio en las variables fisiológicas o en la velocidad con la que reacciona ante los estímulos.

El Centro de Instrucción de Medicina Aeroespacial podrá diseñar gracias a él, planes de entrenamiento más eficaces y reforzar las habilidades, capacidades y seguridad de los pilotos.

También podrá medir y gestionar de forma centralizada y unificada las condiciones de todos los pilotos que pasan por el centro. Les preparará así para hacer frente a un riesgo que, pese a darse de forma excepcional, es crítico para su seguridad.

Hasta el momento, el entrenamiento en hipoxia se realizaba principalmente en cámaras hipobáricas o en sistemas normobáricos en los que pueden llegar a ejecutar algunos ejercicios para detectar la pérdida de habilidades, pero sin estar ligados a tareas de vuelo.

Acerca de iAltitude

iAltitude es una empresa española de ingeniería y tecnología, dedicada al desarrollo hardware y software en el ámbito aeroespacial y deportivo. La compañía, fundada en el año 2015, ha desarrollado el sistema de entrenamiento en altitud simulada más avanzado del mercado, para proporcionar las máximas garantías a sus usuarios. En el último año, junto al Ejército del Aire Español, se han llevado a cabo con éxito varios proyectos de I+D+I, a través del Centro de Instrucción de Medicina Aeroespacial. En la actualidad, iAltitude se encuentra sumida en un proyecto de ingeniería aeroespacial, que tiene como objetivo analizar y aumentar la respuesta del ser humano ante problemas derivados de la falta de oxígeno y garantizar así su seguridad.

Acerca de Indra

Indra  es una de las principales compañías globales de tecnología y consultoría y el socio tecnológico para las operaciones clave de los negocios de sus clientes en todo el mundo. Es un proveedor líder mundial de soluciones propias en segmentos específicos de los mercados de Transporte y Defensa, y la empresa líder en consultoría de transformación digital y Tecnologías de la Información en España y Latinoamérica a través de su filial Minsait. Su modelo de negocio está basado en una oferta integral de productos propios, con un enfoque end-to-end, de alto valor y con un elevado componente de innovación. En el ejercicio 2017, Indra tuvo unos ingresos de 3.011 millones de euros, 40.000 empleados, presencia local en 46 países y operaciones comerciales en más de 140 países.

Print Friendly, PDF & Email
 

Deja un comentario