Aerion y Lockheed Martin anunciaron un Memorando de Entendimiento (MOU) para definir un proceso formal y cerrado para explorar la viabilidad de un desarrollo conjunto del primer avión comercial supersónico del mundo, el Aerion AS2. En los próximos 12 meses, las compañías trabajarán juntas para desarrollar un marco en todas las fases del programa, incluida la ingeniería, la certificación y la producción.

En lo que respecta al conocimiento supersónico, las capacidades de Lockheed Martin son bien conocidas y, de hecho, legendarias. El MOU es el resultado de extensas discusiones entre Aerion y el equipo de Programas de Desarrollo Avanzado Skunk Works® de Lockheed Martin. Durante casi 75 años, Skunk Works ha existido para crear aviones revolucionarios que superan los límites de lo que es posible.

Lockheed Martin, conocido por desarrollar el avión de combate supersónico líder mundial, el F-16, el F-35 y el F-22, así como el avión de reconocimiento Mach 3+ SR-71, se ha comprometido a fomentar nuevas innovaciones y desarrollar supersónico tecnologías con aplicaciones civiles y comerciales.

Durante los últimos dos años y medio, Aerion avanzó en la aerodinámica y el diseño estructural del AS2 a través de un acuerdo de colaboración de ingeniería previo con Airbus. A través de ese esfuerzo, las dos compañías desarrollaron un diseño preliminar de estructuras de alas y fuselajes, diseño de sistemas y conceptos preliminares para un sistema de control de vuelo fly-by-wire.

En mayo de 2017, GE Aviation anunció un acuerdo con Aerion para definir un motor supersónico para AS2. El último anuncio de Lockheed Martin posiciona a Aerion como el líder en el incipiente sector de la aviación civil supersónica.

Se espera que el AS2 para 12 pasajeros vuele a una velocidad máxima de Mach 1.4 sobre agua, aproximadamente 55 por ciento más rápido que los aviones comerciales más rápidos de la actualidad, a una velocidad mayor a 1,000 mph / 1,600 km / h. Siempre que lo permita la regulación, a velocidades cercanas a Mach 1.2 sin un estampido sónico que llega al suelo.

Gracias a su exclusivo ala de flujo laminar natural supersónico, se espera que la aeronave alcance un alcance largo (LA a París) y la eficiencia a velocidades supersónicas y subsónicas. El AS2 ahorra hasta tres horas en el Atlántico y más de cinco horas en el Pacífico. Una vez desplegado, reducirá los viajes transatlánticos hasta en tres horas, permitiendo a los líderes empresariales volar de ida y vuelta entre Nueva York y Londres en un día.

En noviembre de 2015, Aerion anunció un pedido de flota del operador fraccionario de flota de aviones Flexjet para 20 aviones AS2. Aerion espera el primer vuelo de AS2 en 2023 y la certificación en 2025.

Fuente: Lockheed Martin

Deja un comentario