Las unidades navales y los aviones de diferentes bases navales italianas han llevado a cabo actividades de entrenamiento llevando a cabo vigilancia marítima en el área de competencia.

Los componentes aero navales de la Armada italiana pertenecientes a los comandos operacionales del Escuadrón Naval de Brindisi, Taranto, La Spezia y Augusta han completado una actividad de entrenamiento en el Golfo de Taranto que ha involucrado a hombres y mujeres de la Fuerza Armada en ejercicios con aumentando la complejidad.

Las actividades, que comenzaron el 6 de marzo, contaron con la participación del portaaviones Cavour con nueve aviones de combate AV8B Harrier II+ embarcados, del portaaviones Giuseppe Garibaldi con los helicópteros EH-101 y MH-90, del Durand de la Penne y los destructores Andrea Doria, las fragatas Zeffiro y Virginio Fasan, las patrullas marítimas Libra y Comandante Borsini y el buque de combustible Etna, así como un Gulfstream CAEW (Conformal Airborne Early Warning), algunos aviones de combate Eurofighter y Tornado de la Fuerza Aérea Italiana y dos helicópteros de ataque AH-129 Mangusta del Ejército de Tierra italiano.

Los ejercicios llevados a cabo en el campo de la vigilancia marítima, de maniobras cinemáticas cercanas, de suministros en el mar, de operaciones anfibias, de disparos con la artillería a bordo, de la contaminación y de la Defensa Aérea integrada entre los aviones de combate de la Armada italiana y La Fuerza Aérea Italiana ha permitido mantener e incrementar el entrenamiento de las tripulaciones en un escenario caracterizado por la presencia de una amenaza convencional y asimétrica.

En particular, el entrenamiento permitió al portaaviones Cavour reanudar su actividad con el Harrier del “Gruppo Aerei Imbarcati”, permitiendo a los pilotos llevar a cabo las “calificaciones del transportista” (calificaciones necesarias para operar desde la cubierta de vuelo del barco) y a Garibaldi, en su papel como portaaviones anfibio, para llevar a cabo una incursión de “asalto de helicópteros” con el desembarco de algunos equipos anfibios por parte del 1er Regimiento de Brigata Marina “San Marco” con la escolta de los dos helicópteros de ataque del Ejército deTierra italiano.

La actividad llevada a cabo en el Golfo de Taranto es parte de la capacitación de tripulaciones aéreas y estructuras de aviación militar para mantener un alto nivel de capacidad del Equipo Naval Italiano (Squadra Navale) para garantizar la disponibilidad operacional y la flexibilidad táctica para cumplir, diariamente y eficaz, las tareas de defensa del país “En el mar y desde el mar“, la seguridad marítima, la protección de los intereses estratégicos nacionales, así como en el campo de las actividades en favor de la comunidad.

Portaaviones Cavour

Entregado en 2008, Nave Cavour fue desarrollado para cumplir con los requisitos de versatilidad y efectividad en una perspectiva de “doble uso”, por lo tanto, tanto en el sector militar como civil para apoyar a la población durante los desastres naturales. El barco también puede asumir el papel de portaaviones, logística y plataforma anfibia, unidad de comando y buque hospital. Con una plataforma de vuelo de 234 metros de largo y dos elevadores de 30 toneladas conectados al hangar, puede acomodar el avión de combate de despegue corto AV-8B Harrier II+ y todos los helicópteros de la flota de la Marina italiana: AB-212, EH-101 y SH-90.
El armamento consiste en el sistema de misiles tierra-aire SAAM-IT y cañones navales de 76 mm y tiene una autonomía de 7.000 millas a una velocidad de 16 nudos (velocidad máxima de 32 nudos y 28 nudos continuos).

Artículo: Raffaele Fusilli
Créditos de fotos: Raffaele Fusilli, UPICOM Marina italiana

Sobre El Autor

Raffaele Fusilli (Portici-Napoli, 10 Marzo 1957) è un fotoreporter free-lance, già accreditato presso gli Stati Maggiori di Aeronautica Militare, Esercito Italiano e Marina Militare, i Comandi Generali dell’Arma dei Carabinieri, del Corpo delle Capitanerie di Porto e della Guardia di Finanza, la Polizia di Stato, il Dipartimento della Protezione Civile, la Marine Nationale francese e la United States Navy. Opera di prevalenza in contesti militari aeronavali e terrestri sia nazionali che esteri senza tuttavia escludere quelli civile, industriale e motoristico-sportivo; in quest’ultimo ambito, ha operato, tra l’altro, nelle gare italiane del Mondiale Superbike 2012/13, nel Panerai Classic Yachts Challenge - Vele D’epoca A Napoli, XI Edizione - nonché nel torneo di tennis Capri Watch Cup 2015.

Artículos Relacionados

Deja un comentario